Slide

Más de 50 años de cooperación entre la Cruz Roja Colombiana y el Comité Internacional de la Cruz Roja

En Colombia, los conflictos armados y la violencia han dejado profundas secuelas en la población civil. Los esfuerzos realizados en el marco de la cooperación tienen como objetivo principal garantizar un impacto óptimo para las personas y comunidades afectadas por esas situaciones. Esto se logra mediante una estrecha relación entre la Cruz Roja Colombiana (SNCRC) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que promueve una acción humanitaria eficaz y se fundamenta en los esfuerzos colectivos. 

Estos esfuerzos han estado enmarcados por una asociación operacional efectiva que se centra en atender las necesidades humanitarias. Además, buscando el desarrollo y fortalecimiento de la SNCRC. Durante los años hemos tenido presencia en 31 de los 32 departamentos de Colombia a través de esta asociación. Nuestro trabajo se ha enfocado en áreas como la protección de los vínculos familiares, prevención de la violencia sexual, enfoque mínimo de protección, acción en entornos urbanos, derecho internacional humanitario (DIH), contaminación por armas, agua y saneamiento, medios de vida, entre otros. Estos proyectos humanitarios además de buscar el beneficio directo de las comunidades, también se orientan a fortalecer cada una de las Seccionales. 

Adicionalmente, como parte del compromiso del CICR, hemos capacitado a la Sociedad Nacional a través de la implementación de la estrategia del marco para un acceso más seguro, fortalecimiento de la red de telecomunicaciones, comunicación pública y operacional, y desarrollo organizacional y misional donde se destacan las iniciativas locales comunitarias, las cuales promueven las acciones humanitarias propias de las Seccionales, fortaleciendo su presencia en el territorio y su reconocimiento dentro de las comunidades. 

A continuación, presentamos uno de los 120 proyectos en el 2023 en colaboración con la SNCRC, donde se destaca el trabajo de asociación y complementariedad en el terreno. 

“Espacios de paz, esparcimiento y lúdica para el buen vivir en ciudad Yarí”. Iniciativa local comunitaria 

En zona rural del municipio de San Vicente del Caguán, Caquetá, a cuatro horas por carretera, se encuentra Ciudad Yarí. Este centro poblado, rico en recursos naturales, alberga a más de un centenar de familias, así como a numerosas veredas cercanas que lo utilizan como punto de encuentro, abastecimiento y relación entre vecinos. A pesar de su belleza natural, Ciudad Yarí, como muchos otros lugares, enfrenta diversas necesidades. Ha sido afectado por los conflictos armados y sus habitantes han estado en búsqueda de apoyo. La Cruz Roja Colombiana Seccional Caquetá, junto con el apoyo del CICR, consciente de estas necesidades, se propuso acompañar a esta comunidad para brindar ayuda y aliviar sus dificultades.

De esta manera, el grupo de apoyo de la CRC de San Vicente del Caguán, Caquetá, basado en el conocimiento del contexto de su municipio y por el buen relacionamiento con la comunidad de Ciudad Yarí, ve la oportunidad de presentar una propuesta de iniciativa local comunitaria al CICR. Para ello realizó un diagnóstico participativo con la comunidad con el que se identificaron sus necesidades y dieron herramientas para priorizar una posible respuesta, de acuerdo con los alcances establecidos para este tipo de propuestas.  

Las necesidades identificadas eran significativas. Se acordó dar prioridad a la de contar con un espacio para fomentar el sano esparcimiento, la práctica del deporte, la integración comunitaria y el adecuado uso del tiempo libre. 

Lo que nació como un sueño, se materializó a mediados de septiembre de 2023 con la entrega de un espacio adecuado para prácticas deportivas, mediante la adecuación de una cancha con sus respectivos arcos, entrega de elementos y desarrollo de actividades lúdicas con los niños, niñas y adolescentes.  

La participación de la comunidad de Ciudad Yarí fue un factor determinante para el desarrollo de la intervención, mediante el aporte de la mano de obra, disposición de un sitio para la cancha y su vinculación en las diferentes actividades.   

Ciudad Yarí es una de las zonas en las cuales el CICR despliega sus actividades de protección y asistencia en favor de las personas y comunidades afectadas por los conflictos armados. En el marco del trabajo de cooperación con la SNCRC, la implementación de esta iniciativa local comunitaria refleja el trabajo mancomunado y complementario que se realiza como Movimiento en esta zona del país, con la participación de los Voluntarios y directivos de la CRC Seccional Caquetá, grupo de apoyo de San Vicente del Caguán y Sede Nacional, al igual que de las diferentes unidades, delegados y equipos del CICR donde se proyectó un trabajo de movimiento, transversalización en los procesos y deja ver las posibilidades y ventajas de hacer acciones conjuntas.  

La entrega del espacio deportivo tuvo buena acogida por parte de la comunidad. Este cambio significó tener un espacio que reemplazaría a un campo polvoriento o que era un barrizal. A partir de entonces, la comunidad cuenta con un escenario de concreto, organizado y con elementos adecuados, lo que contribuye inclusive, a cuidar la salud de las personas.  

Durante el evento de cierre del proyecto se jugaron dos partidos de microfútbol, patrocinados por equipos de mujeres y hombres. De forma paralela se llevó a cabo una actividad de pintura y lúdica con niños, niñas y adolescentes.   

Además de lo importante que resulta para el Movimiento apoyar a las personas afectadas para que superen los retos de situaciones tan complejas como los conflictos armados, este es un caso de éxito en el fortalecimiento de las buenas relaciones de la comunidad con la SNCRC y el CICR, lo que refleja una buena aceptación de parte de ellos. Este tipo de intervenciones abre las puertas para futuras actividades en la zona y fortalece el contacto con los líderes comunitarios, lo que facilita el entendimiento del contexto y apoya la garantía de acceso para la SNCRC de manera segura. 

La intervención adelantada con la comunidad se reflejó en una ganancia mútua para las partes involucradas. Para la comunidad, el contar con un sitio que permite la integración en torno al deporte y otro tipo de actividades es muy positivo ante las pocas opciones de la zona. Para la Seccional Caquetá, fue la oportunidad para reforzar los conocimientos en la formulación y experiencia en la gestión de proyectos, el acceso de manera segura a zonas complejas, con aceptación y buena imagen. A nivel de Movimiento se proyecta una imagen de trabajo conjunto, complementariedad de las actividades, aceptación, integridad y se demuestra la importancia del trabajo en cooperación.