Testimonio: Jhon

Heridas en extremidades y otras partes del cuerpo. Un compañero suyo se subió a un árbol para divisar algo que llamó su atención. El movimiento de las ramas activó un artefacto explosivo que afectó a quienes estaban cerca. Entre ellos estaba John, quien por la explosión perdió el sentido de orientación y no recuerda cuanto tiempo tardaron en reincorporarse. Después de 15 minutos de camino, desde el sitio del accidente hasta su casa, sintió mucho dolor en su pierna, pero la sudara estaba intacta, pero al descubrir su pierna se dio cuenta que la tenía bastante herida y cortada. Actualmente continúa con sus estudios y su mayor deseo es poder ayudar a otras víctimas de la contaminación por armas.