Testimonio: Anderson

Anderson.

Edad: 19 años.

Profesión u oficio: Actualmente estoy desempleado.

Comunidad/barrio: 12 de octubre – La Minga, Mi casa está ubicada en el barrio 12 de Octubre, vivo aquí desde hace 7 años.

¿Cuándo empezó a estar involucrado en el proyecto? En agosto de 2013, se realizó una visita al Centro de Salud La Rosa con el colectivo de comunicaciones de niñas y niños de la Fundación Quiero, con el fin de visibilizar algunos derechos de las y los niños, desde este punto nos hablaron de la intervención que la Cruz Roja pretendía hacer en la comuna 5 y se hizo la alianza estratégica para que trabajar en los barrios Chambú y La Minga.

Actividades del proyecto en que está involucrado: Hago parte del grupo de danzas INKAL-AWA que actualmente recibe el fortalecimiento por parte de Cruz Roja en el marco del Proyecto NORAD, además asisto a los talleres de primeros auxilios, emprendimiento y plan de negocios, y para la elaboración del periódico mural del barrio, además ayudo en las convocatorias en los diferentes encuentros.

Núcleo Familiar: Vivo con mi familia completa, mi papá Oscar, mi mamá María, y mis tres hermanos: Diana, Oscar y David, y en enero llega a la familia mi sobrinito.

¿Cómo es vivir en La Minga? Es complicado, la situación de conflicto y vulneración de derechos es un factor común en el que se ven envueltos los niños y los jóvenes que convierten eso en su plan de vida.

¿Cuál fue su primer contacto con el proyecto? Desde la visita al Centro de Salud La Rosa se empezaron a establecer algunas alianzas para la intervención en la comuna 5.

Explícame un poco sobre tu familia: Durante mi niñez mi familia tenía unos esquemas de vida bastante anticuados como el machismo y la violencia física, fueron años que marcaron muchas cosas en mí. Durante mi adolescencia, y continuando con la cadena de mi papá y mis hermanos mayores (Diana y Oscar) empecé a salir a la calle a fumar y tomar. Fue un proceso duro, pero ahora todo eso se dio  vuelta,  actualmente esos esquemas de vida se rompieron y mi familia ha cambiado de hábitos, al igual que yo. También hay nuevas prioridades y se han generalizado las necesidades con el fin de que todos luchemos para solucionarlas. Mi papá y mi mamá están incapacitados para trabajar así que vivimos de lo que podamos ayudar mis hermanos y yo.

¿Qué me puedes decir sobre tu barrio?  ¿Cuáles son las cosas buenas y cuales son las cosas no tan buenas? Mi barrio es un sector con unas dinámicas de vida bastante complejas, problemáticas como la venta y consumo de drogas son comunes, geográficamente el barrio posee una sola vía principal y en esta se encuentran localizados 6 expendios, además de los grupos delincuenciales ya organizados como estructuras criminales complejas. Es necesario estar bastante prevenido ante las personas que pueden representar un peligro para cualquier persona, a pesar del tiempo que llevo viviendo en el barrio, aún vivo algunas situaciones de riesgo, ya sea por personas de barrios vecinos como el Belén, Emilio Botero o Cantarana, que vienen a robar o comprar droga, o por personas del mismo sector bajo la influencia del alcohol o alguna sustancia psicoactiva.

¿Cómo te ves de acá a cinco años? En cinco años quisiera estar en la universidad, terminando una carrera profesional como Sociología, aunque también me gustaría estudiar algo relacionado con artes. Además me veo continuando como danzante y como un gran apoyo para mi familia en lo económico.

¿Cómo ven tus padres tu participación en el proyecto? En un principio no se muestran muy conformes, pues aún quieren que me enfoque en mi crecimiento académico o que ayude económicamente en la casa, pero aun así se han ido acostumbrando a mi participación en procesos comunitarios aún sin reconocimiento económico que es lo que ellos buscan. Para mí esto es un trabajo, aunque ellos no lo consideren así.

Tres cosas aprendidas en el Proyecto: El aprendizaje ha sido muy generalizado y en diferentes campos aun así podría priorizar algunas cosas como:

  • La formación en primeros auxilios y atención básica.
  • La formulación de proyectos productivos e ideas de negocio.
  • La formación en aspectos de comunicación para la creación de una herramienta con este fin.

¿Cuáles son tus actividades favoritas del proyecto? A decir verdad me gusta mucho la formación en emprendimiento y plan de negocio.

¿Has tenido contacto directo con la violencia? Sí, desde mi niñez, ya que mi familia ha vivido en sectores muy violentos como los barrios: Obrero, Santa Fe, Santa Clara, El Pilar, La Rosa, Emilio Botero, Cantarana, Chambú y ahora 12 de Octubre.

¿Por qué decidiste estar dentro del proyecto? Siempre he estado vinculado al trabajo social desde algunos procesos de liderazgo estudiantil, y con la fundación QUIERO, desde el voluntariado, ahora se presenta la oportunidad con Cruz Roja y no pienso desaprovecharla.