La Cruz Roja Colombiana participó en el Campamento Nacional de Juventud de la Cruz Roja Paraguaya

Voluntarios de la agrupación Juventud de la Cruz Roja Colombiana, viajaron a la ciudad de Asunción, Paraguay, con el fin de participar en el Campamento Nacional de Juventud de la Cruz Roja Paraguaya “Jeguatará”, que se realizó entre el 27 de marzo y el 1 de abril en la ciudad de Areguá, ubicada a unos 45 min de la capital, y contó con la participación de 8 filiales y sub-filiales de esta Sociedad Nacional.

El campamento que se realiza anualmente busca reducir la vulnerabilidad en los jóvenes, fortaleciendo las capacidades mediante la gestión del conocimiento y el desarrollo de habilidades de liderazgo de los voluntarios, así como promover los diferentes ejes de la agrupación de juventud y los principios del movimiento internacional de la Cruz Roja. En palabras de Junior Román, Director Nacional de Juventud de la Cruz Roja Paraguaya “hubiésemos deseado que más voluntarios de otros países participaran, ya que estamos en un momento en el que necesitamos crecer, creer y cambiar mentalidades”.

Con el propósito de promover una cultura de paz entre los voluntarios de la Cruz Roja Paraguaya, los voluntarios David García y Steffy Bonfante, de la Seccional Tolima y de la Seccional Bolívar respectivamente, desarrollaron el taller ‘Mambrú se fue a la guerra’, con el cual lograron la participación activa de 90 voluntarios aproximadamente, mediante actividades lúdicas y de reflexión que permitieron difundir una cultura de paz y no violencia, y fomentar la justicia para suscitar sociedades incluyentes y libres de miedo.

En palabras de Steffy Bonfante, voluntaria de la Cruz Roja Seccional Bolívar “Cruzar fronteras siempre es interesante, cada vez que tenemos la oportunidad de participar en estos espacios en los que podemos ver diferentes perspectivas de nuestro oficio a nivel global, es como si nos desbarataran todo lo que pensamos y nos dieran elementos para volver a construir nuevas concepciones. Entonces, todos estos espacios en donde el conocimiento que has adquirido choca con nuevos conocimientos, se vuelven necesarios porque permiten aterrizar nuestra labor en un contexto local y tener una noción de nuestro alcance”.

Para los voluntarios queda como compromiso seguir creciendo, seguir formando dirigentes que comprendan los 7 principios, de replicar el trabajo realizado en Paraguay, extender sus acciones, todo el conocimiento y los aprendizajes adquiridos, para lograr más participación de los jóvenes motivándolos a unirse a esta labor que genera cambios en nuestro entorno.