Cruz Roja Colombiana realizó cierre del proyecto Variabilidad Climática en el Departamento de la Guajira

En el marco del proyecto “Mitigación de las consecuencias humanitarias asociadas al fenómeno de El Niño y otras variabilidades climáticas en el Departamento de La Guajira”, liderado por la  Cruz Roja Colombiana y financiado  por la Cruz Roja Alemana y el Ministerio Federal de Asuntos Exteriores de Gobierno Alemán se realizó visita de cierre de las actividades desarrolladas en 74 comunidades de esta región del país.

Durante la visita se contó con la presencia de la Señora Juliane Gensler, delegada del Ministerio Federal de Asuntos Exteriores del Gobierno Alemán, Señora Anne Illinca Delegada de la Embajada de Alemania, Señor Andreas Lidner, Jefe de la Delegación de la Cruz Roja Alemana para América Latina, Señora Charlotte Von  Lenthe, Oficial de Monitoreo de la Cruz Roja Alemana.

Por parte de la Seccional Guajira participaron el Presidente Ingeniero Félix Solano Pana y la Directora Ejecutiva, Dra. Ibeth Pinedo de La Hoz, así como dos representantes locales de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y el nuevo director de Gestión Integral del Riesgo de Desastres para la Cruz Roja Colombiana, el señor Fabián Arellano Peña.

En el primer día de la visita, se realizó la socialización de los avances de los proyectos en los Departamentos de Guajira y Nariño, donde el Ministerio Federal de Asuntos Exteriores ha donado la totalidad de sus fondos para su ejecución. El proyecto en La Guajira finaliza en mayo próximo y el proyecto en el Departamento de Nariño finalizará en el mes de noviembre, con lo cual se espera beneficiar a más de 9.700 y 7.000 personas respectivamente.

A través del recorrido en terreno se identificaron las cuatro líneas de acción del proyecto: agua y saneamiento, con la puesta en marcha de soluciones integrales para el acceso al agua, gestión comunitaria, en la que se explica la formación de comités comunitarios y construcción de bodegas artesanales. Salud e Higiene, donde se observó los procesos de formación en prácticas de higiene en las escuelas y los modelos demostrativos agropecuarios para la producción de alimentos y protección de los rebaños de chivos y ovejas, tanto a nivel comunitario como en escuelas.

El proyecto que se desarrolló durante cerca de dos años en la península, se formuló como una estrategia frente a las sequías prolongadas que se presentaron en la región durante 2010 a 2016 a causa del fenómeno de El Niño y finaliza sus actividades con la mejora de la capacidad comunitaria e infraestructura en acceso al agua para enfrentar una nueva época seca.

72 comunidades indígenas de los municipios de Manaure y Uribia, así como 2 escuelas indígenas en las mismas jurisdicciones, fueron beneficiadas de todas las actividades que se desarrollaron durante el período de intervención del proyecto, que junto al equipo técnico local del mismo, lograron que hoy muchas familias indígenas tengan acceso seguro al agua y fortalecieron sus bases de subsistencia.