Mi historia con la Cruz Roja Colombiana - Pintor, Germán Tessarolo

Mi historia con la Cruz Roja Colombiana - Pintor, Germán Tessarolo

Germán Tessarolo, pintor Italo- argentino, radicado en Bogotá desde el año de 1969, ha reflejado a lo largo de los años la labor humanitaria de la Cruz Roja Colombiana a través de su arte y profesión. Hoy, en el marco de la celebración de los 100 años recuerda su historia con la institución.

¿Cuál fue su primer acercamiento con la Cruz Roja Colombiana?

Mi primer acercamiento con la Cruz Roja Colombiana fue en el año de 1990 o 1991 cuando estaba la doctora Ana Lucía Cabezas como Directora de Comunicaciones de la Institución. Empezamos a hacer una campaña para motivar a la gente a donar sangre, justamente para el Banco de Sangre y luego con los socorristas. Con este primer acercamiento me convertí además en donante de sangre. Conmigo estuvieron Carlos Vives y otros artistas de Colombia como imagen de la campaña en la que aparecíamos donando sangre e invitábamos a otros a hacer lo mismo. Más adelante, me fui vinculado más con la institución e hice una serie de ilustraciones para los donantes.

¿Y funcionó?

Sí, sin duda. Fue una campaña muy linda de captación de sangre y en su momento funcionó muy bien, la gente respondió masivamente.

¿Qué piensa de la labor de la Cruz Roja Colombiana?

Es una labor importantísima, estamos en un país desgraciadamente en guerra y la labor que realizan es titánica, no es nada fácil.

¿Qué recuerda de sus días como Cruz Rojista?

En esos días estaba como Presidente de la Cruz Roja Colombiana el doctor Guillermo Rueda Montaña y con él tuvimos mucha libertad para hacer cosas maravillosas, nos apoyó en todo lo que proponíamos.Recuerdo que propusimos un concurso de pintura a nivel nacional con niños entre 4 y 12 años sobre el tema de la Cruz Roja y fue una convocatoria muy interesante con gran acogida. Llegaron más de 15 mil dibujos, los cuales fueron seleccionados de acuerdo a las edades y a las categorías. Este ejercicio fue muy interesante porque la gente respondió, colaboró y lo mejor era que las personas te reconocían, reconocía a la institución.  Hubo mucha motivación, mucha gente amiga y no amiga que quería estar en la Cruz Roja, porque comprendían que lo más importante es ayudar. 

¿Alguna anécdota que recuerde de esas campañas de donación?

Recuerdo tanto a mi hijo, que ese entonces era pequeño, él me acompañaba a todos esos eventos de sangre y un día me dijo con esa emoción que trasmiten los chicos: Papi, yo cuando sea grande también quiero donar sangre. Allí comprendí que éramos todos grandes motivadores, tanto para grandes como para chicos y estábamos sembrando semillas.

¿Sabemos que realizó varios trabajos artísticos para la Cruz Roja Colombiana, cuáles fueron?

Los trabajos que realicé fueron principalmente ilustraciones. Una de ellas, unas manos que formaban una paloma.

Sí, es el símbolo actual de la Dirección de Socorro Nacional…

Bueno fíjate, en ese momento se trabajaba en todo eso. Igual, estamos hablando de casi 20 años o más y hay cosas que uno olvida, pero lo que siempre queda es el corazón rojo de esta institución.

¿Recuerda la ilustración que realizó para la Cruz Roja Colombiana en la que aparece un voluntario con un bebé en sus brazos? Esta obra refleja una de las historias de esperanza de la emergencia de Armero  de 1985, cuando una mujer rescatada estaba a punto de dar a luz y este voluntario recibe este nacimiento en el helicóptero en la que la trasladaban para llevarla a un hospital

Por supuesto.  Todas esas ilustraciones eran campañas de apoyo con todo lo que estaba pasando; emergencias, ciudades arrasadas, inundaciones, terremotos, etc. Tengo gratos recuerdos y ojala algún día pueda volver a colaborar para hacer esas cosas. Acabo de hacer un afiche para la Cruz Roja Colombiana Seccional Bucaramanga hace dos semanas, una ilustración de 3 rostros y tiene que ver mucho con el tema que veníamos hablando. Yo siempre he estado pendiente y haciendo cosas para la Cruz Roja, no tan seguido como antes, pero los he tenido presentes siempre.

¿Qué personas recuerda de aquella época?

Recuerdo con admiración al doctor Guillermo Rueda Montaña, Presidente de la Cruz Roja Colombiana en ese entonces y la doctora Ana lucía Cabezas, la Directora de Comunicaciones, quien ha sido desde siempre mi amiga.

¿Qué piensa de nuestros voluntarios?

Los voluntarios de la Cruz Roja Colombiana me parecen personas extraordinarias. He conocido un par de ellos hace muy poco en Villavicencio – Estuve haciendo  una exposición y se acordaron de mí de esa época, personas bellísimas. Las voluntarias Damas Grises, por ejemplo, son mujeres muy entregadas muy amorosas y muy queridas, son como ángeles. En general los voluntarios son personas entregadas, gente que tiene ese corazón abierto a ayudar, como lo acabo de decir, son ángeles que están aquí en la tierra, ángeles que uno puede conocer, los puede tocar, pero indudablemente son ayudas idóneas para la Cruz Roja Colombiana, porque hay muchas personas necesitadas en todo sentido.

¿Qué mensaje le deja a la Cruz Roja Colombiana en sus 100 años de labor humanitaria?

Es maravilloso que la Cruz Roja Colombiana cumpla 100 años de esta estupenda labor humanitaria. En 100 años han pasado muchas cosas, por eso les deseo lo mejor, y ojalá pasen muchos 100 años más en el mismo plan de ayudar y colaborar, porque es una institución a nivel mundial única con un fin extraordinario: salvar vidas y brindar amor a quienes más lo necesitan.