Mi historia con la Cruz Roja Colombiana - Felipe Arias

Mi historia con la Cruz Roja Colombiana Periodista de RCN Televisión, Felipe Arias

 

Felipe Arias, este periodista manizaleño, presentador de Noticias RCN desde 2002  y director del espacio de su creación, El Caza Noticias, contó su historia con la Cruz Roja Colombiana desde su labor como periodista.

“Cuando oigo hablar de la Cruz Roja enseguida llega a mi mente todo el tema de servicio y ayuda. Mi primer acercamiento con esta invaluable Institución fue como donante, pues allá en Manizales, de donde soy, vivía muy cerca al Hospitalito Infantil de la Cruz Roja Colombiana que queda por la Av. Santander. Allí comprendí que es dar vida a otros.

Mi verdadero acercamiento y mayores anécdotas con la Cruz Roja Colombiana las tengo desde mi labor como periodista. Desde allí pude apreciar de primera mano la gran actuación en catástrofes, en tragedias nacionales e inclusive internacionales de la Institución.

Uno de estos hechos puntuales desde mi oficio fue cuando me tocó cubrir el terremoto del Eje Cafetero, en Armenia en 1999. En este contexto conocí un trabajo muy activo de la Cruz Roja Colombiana. Veía cómo voluntarios, trabajadores y muchas personas de esta institución trabajaban incansablemente para socorrer a otros anteponiendo sus propios intereses. Allí, como periodistas, recibimos acompañamiento especial, siempre la Cruz Roja estaba muy pendiente de nosotros, iba a la carpa donde estábamos durmiendo cerca al Estadio Centenario de Armenia.

Posteriormente, en el 2010 tuve la oportunidad de cubrir la tragedia del Terremoto de Haití y Puerto Príncipe y en estos días tuve una experiencia de vida muy personal que marcó mi interés por esta institución. Tuvimos que estar 13 días cubriendo esta tragedia en Puerto Príncipe y casi lo único que teníamos para comer era lo que nos llevaban miembros de la Cruz Roja Colombiana. Nos daban raciones que ellos tenían de malteadas, nos tomaban el pulso y los signos vitales. Siempre estaban muy interesados en nuestro bienestar, en nuestra salud. Para mí la Cruz Roja fue nuestra salvación.  Cuando yo veía a Silvia Ballén, encargada de Comunicaciones en la Cruz Roja Colombiana en ese entonces era lo máximo, realmente era sinónimo de vida.

Una noche, allá mismo en Puerto Príncipe,  llegué a una carpa en la que la Cruz Roja intentaba salvarle la vida a una persona muy mal herida y vi cómo trabajaban con amor y entrega por la vida de alguien que  ni siquiera conocían. Para mí fue tan conmovedor ver cómo miembros de la Cruz Roja luchaban por ese herido que  lloré.

Esta labor que hacen sin dormir, sin comer, poniendo la vida de otros por encima de  sus intereses es muy emotivo. Para mi refleja una entidad responsable, desinteresada y sobre todo muy humana.

Hoy en día admiro a esas personas que están trabajando en poblaciones muy alejadas de nuestro país; porque hay gente de la Cruz Roja Colombiana que está en ciudades grandes donde se visibiliza mucho más su trabajo, pero hay otras que está trabajando calladita haciendo una labor enorme en esas zonas aisladas de nuestra geografía nacional.

Aprovecho para felicitar a la Cruz Roja Colombiana en sus 100 años. Espero que continúen con esa labor, reciban muchas más bendiciones para seguir ayudando. Sepan que los colombianos, en su mayoría, valoramos el real esfuerzo que realizan. 

Feliz cumpleaños Cruz Roja Colombiana, que cumplan muchos años más.