La importancia de la sangre

La importancia de la sangre

  • La sangre es un fluido vital, transporta nutrientes esenciales y oxígeno a todos los tejidos y órganos del cuerpo.
  • Cerca del 45% del volumen total de la sangre está compuesta por células: Glóbulos rojos o eritrocitos, Glóbulos blancos y Plaquetas principalmente. El volumen restante es plasma, es decir la parte líquida en que se encuentran suspendidas las células.
  • La cantidad total de sangre depende de varios factores como el peso, la talla y el género. Un hombre de 70 kilos por ejemplo, tiene aproximadamente 5 litros de sangre, mientras una mujer de 56 tiene alrededor de 4 litros.
  • Por cada litro de sangre, una persona sana tiene alrededor de 5 trillones de glóbulos rojos, 375 billones de plaquetas y 6 billones de glóbulos blancos. Estas células se renuevan constantemente, pues su tiempo de vida es corto (aprox. 120 días para los glóbulos rojos, entre 13 y 20 para los blancos y sólo 10 para las plaquetas).

La Sangre y sus componentes

  • Los glóbulos rojos transportan oxígeno desde los pulmones a todos los tejidos gracias a que contienen hemoglobina, proteína que además de proporcionarle a la sangre su color rojo, se encarga de fijar las moléculas de oxígeno.
  • Los glóbulos blancos defienden al cuerpo de las enfermedades infecciosas. Forman anticuerpos y combaten las infecciones.
  • Las plaquetas ayudan a controlar el sangrado. Se adhieren a las superficies dañadas de los vasos sanguíneos y permiten que los factores de la coagulación se acumulen.
  • El plasma es el fluido que transporta todas estas células, además de otras sustancias como las proteínas, las hormonas y los factores de coagulación.

La Sangre como terapia

  • La terapia transfusional actual busca remplazar en el paciente sólo el componente de la sangre que se ha perdido o no funciona. En lugar de usar la sangre completa donada, como era costumbre en el pasado. Ahora se realizan transfusiones de glóbulos rojos, plaquetas o plasma por separado.
  • Los glóbulos rojos se utilizan en pacientes sometidos a grandes cirugías, traumatismo, sangrados gastrointestinales y partos.
  • Las plaquetas se transfunden a pacientes con leucemia, trasplantados o sometidos a quimioterapia. Los pacientes de cáncer requieren de transfusiones frecuentes y constantes de glóbulos rojos y plaquetas.
  • El plasma se requiere en los pacientes con hemorragias o sangrados por deficiencias de los factores de la coagulación.

 

Galería de Imágenes: